black

no colours anymore, i want them to turn black

sábado, 18 de abril de 2009

es la razón

Porque hay veces que te sientes cansado, veces en las que tu mundo se viene abajo, y todo… absolutamente todo por lo que has estado luchando, queda preso de la duda de haber desperdiciado tu tiempo, luchando en vano.

La ausencia en tus actos, en tus motivaciones, es lo que te define y diferencia del resto. El trabajo forzado impuesto para conseguir algo, es algo que poco a poco te va matando. Momentos en los que levantas, de haber pensado demasiado, momentos que quedan olvidado porque tu única forma de defensa es seguir andando.

No hay vuelta atrás, nunca lo hubo, si lo llegaste a pensar. Jamás podrás cambiar, ni siquiera un segundo atrás, y todo acto repercute en tus pasos, todo paso cuesta un trabajo, y alcanzar tus sueños, cuesta mucho… pero mucho más de lo que has pensado. Si ya estás cansado, aún te espera mucho más adelante, y mucho más trabajo.

Por ello, todo es cuestión de aguantar el agotamiento, y dejarse ir a los otros sueños cuando ya no puedas aguantar más en el mundo real. Además, sé que todo esto que lees no te dirá nada, tampoco pretendo que tengan algo… muchos, incluso, son relleno de más nada… otros, definen el proceso, lento, de desgaste de tu cuerpo, mientras vas pensando que ya casi olvidaste gran parte de tus recuerdos.

Todo necesita un proceso, todo necesita un momento, todo necesita tanto tiempo y esfuerzo, que a veces uno se deja llevar ..

Sabes exactamente lo que haces… lo que estás haciendo… cuánto tiempo llevas luchando por qué cosa exactamente… y cuánto tiempo te queda por luchar… sabes perfectamente todo eso, y que todo queda tan lejos de su fin que uno no ve futuro en sus actos, por ello, surge la razón del inicio de todo esto.

Haciéndome más fuerte… si cabe, al respecto… pues si durante tanto tiempo, sigo… ¿quién podrá pararme?

Nadie… ni siquiera tú

No hay comentarios:

Publicar un comentario